Ghost house


En un cementerio de emociones, los zombies pueden causar estragos. Vivir en una casa embrujada deja de ser una aventura para convertirse, paulatinamente, en un reto de supervivencia. Cuando tu boca es sellada por la tela de una momia. Cuando tus oídos están llenos de duendes que follan, maldicen y gritan en todo momento. Cuando quieres correr y dejar todo atrás… es poco lo que puedes evitar. Los fantasmas se burlan de ti, como siempre.  Buscas tu reflejo en los restos de un espejo y hallas el perturbador descenso de algunas lágrimas.  Es entonces cuando entiendes que los vampiros también lloran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s