Thinking of me


Hay días en los que pestañeo poco, hablo poco, sonrío poco y atiendo poco. Paso horas sumergido en un mar en el que las preguntas están en la superficie y las respuestas se hunden en el fondo. No sé nadar. No sé aguantar la respiración. No sé ocultar mis emociones, pero puedo negarlas. Al final de cuentas, debajo del agua no se puede hablar y todo sonido ingresa con distorsión. Sigue leyendo “Thinking of me”