Simón Bolívar can tok guáchinton tú


A Andrés Astorga nadie lo conoce, pero DJ Trujillo viene haciendo nombre desde hace 11 años. Nacido en Mérida, pasó de estar en una banda de rock a amenizar las fiestas más exclusivas del mundo. Su nombre artístico viene de una canción de Wilfrido Vargas.  Continue reading “Simón Bolívar can tok guáchinton tú”

Anuncios

De cómo me contagié de AH1N1 y otras misceláneas


Fue en los últimos días de aquel marzo odioso del 2011 cuando se originó un nuevo brote de gripe AH1N1 en Venezuela. De inmediato politizaron el tema, le echaron la culpa a Chávez, a Globovision y mi mamá dijo que se acercaba el fin del mundo.

Todo se originó en el estado Mérida, durante la famosa Feria del Sol. Los casos fueron apareciendo uno a uno rápidamente como los familiares que nunca se ven hasta que hay que repartir una herencia. “Se jodieron los gochos”, pensé… hasta que los turistas se encargaron de repartir el virus por el país.  Continue reading “De cómo me contagié de AH1N1 y otras misceláneas”

Alejandro Hernández: “Nunca quise ser famoso”


Personajes incónicos como la Tigresa del Oriente, Justin Bieber o Susan Boyle lograron fama mundial gracias al éxito viral que obtuvieron sus videos en Internet. En Venezuela son pocos los casos certificados de este tipo, pero Alejandro Hernández es quizá el más importante de ellos. Con 20 años, el estudiante de Audiovisual en la Universidad del Zulia (estado en el que reside), ha logrado notable reconocimiento gracias a The Alejandro Hernández Show, un programa web que comenzó por la inquietud del “payaso de la clase”, quien decidió un día subir sus videos a Youtube y desde entonces pasó a ser tendencia entre los jóvenes de hoy en día, quienes incluso imitan su forma de hablar y repiten sus chistes. La joven promesa maracucha conversó sobre las consecuencias de obtener fama repentina y lo que tiene planeado para su futuro.  Continue reading “Alejandro Hernández: “Nunca quise ser famoso””

Yani: promesa truncada


Eran las tres de la  mañana de aquel 5 de septiembre de 2009. Giovanni Emilio Conte Trezza (conocido por todos como Yani) se encontraba junto a sus amigos en una calle de la urbanización La Bonita, en Caracas, lugar en el que solían reunirse a charlar durante horas, por considerarlo -hasta ese entonces- como uno de los pocos sitios seguros de la ciudad. Continue reading “Yani: promesa truncada”